Cuando no vemos el corazón pero lo sentimos

Mi hermana es una persona con carácter fuerte, pero amable y algo sensible aunque no lo parezca, cerca de ella me siento segura. Siempre me defiende cuando alguien me molesta o intenta meterse conmigo, ella tiene un gran temor, el miedo a que me hagan daño.

 

Su nombre es Nicole Sanjur y es una joven de 17 años, ella quiere ser tripulante de cabina, o sea, una gran aeromoza, para poder viajar, conocer y desarrollarse profesionalmente; he visto que se ha estado esforzando muchísimo para cumplir su sueño, lastimosamente en ocasiones siento que no valoran ese esfuerzo.

 

Viendo lo mucho que se esfuerza, mi memoria trae a colación un gran recuerdo: cuando éramos muy pequeñas, ella siempre estuvo para mi hermana y para mí, a pesar de que su infancia fue difícil, siempre intentó que nada negativo que pasara a nuestro alrededor nos afectara. Siempre fuimos unidas las tres, como las tres mosqueteras.

 

Pero su forma de ser no solo lo demuestra con nosotras, pensé en preguntar a algunas de sus amistades sobre lo que piensan de ella y la respuesta fue lo que ya sabía: que Nicole es una chica muy valiente y no permite que los malos comentarios le afecten. Algunos me comentaron que no es una amistad “normal”, me causó gracia, porque pensé ¿qué es normal en Nicole?, pero me aclararon que es una amistad que cuidarán porque son muy afortunados de tenerla en sus vidas.

 

Lo que me trajo otro flashback a mi memoria: “En mi cumpleaños, durante el 2021, quedé sin amigos y estaba demasiado triste, ya que me sentía muy sola. Nicole vino hacia mí, me abrazó y me dijo: “mientras yo esté aquí no te volverás a sentir sola”.

 

La sensación de ese abrazo fue cálido y se sintió tan bien. En esos momentos, solo quería guardar las lágrimas que tenía acumuladas, pero no pude aguantar y empecé a llorar, pero mis lágrimas no eran de tristeza, en aquel instante comprendí, sorprendentemente, que fueron lágrimas de felicidad.

 

Estoy contenta de poder contar esto, ella se lo merece y quiero darle a entender que es muy importante para mí y que estoy muy orgullosa de que sea mi hermana, a pesar de las peleas que hemos tenido, ella es muy importante en mi vida.

 

Nicole, muchas gracias por todo lo que has hecho por mí y te prometo que ahora la que estará para ti seré yo…

 

 

¡Comparte esta Crónica en las Redes!

Comentarios