Más que un valor impreso

Comprendo bien esa situación, puesto que el peso de una calificación es mayor al de la misma comprensión humana, donde el valor que se te da queda plasmado en un papel. Sin embargo, un primer promedio en la admisión no fue suficiente, pues el deseo de superación engrandecía a esta república como líder de su educación.

La facilidad en su rápida comprensión destacaba a su amada literatura. Comenzando en primaria para ascender gradualmente la idea de que el docente debía ser la matriz de cultura y el semillero de justicia y libertad comenzó a germinar y encarnó esos principios para obtener su derecho a exigirlos.

Esas ideas que la impulsaron a conseguir más reconocimiento. Como pionera en su ámbito ayudó en creación y dirección de algo grande: la Asociación Nacional de Educadores. Con los años pasando enfrente se le llegó a nombrar decana, aunque por culpa de la insolencia causada, no se prestó atención a sus proyectos, con el alma dolida se le obligó a migrar, mas no fuera de su patria.

Los estragos de una revolución por un origen no establecido se le atribuyeron cargos de gran mérito para acabar ascendiendo aún más. Este era el fruto de su esfuerzo persistente que se construyó en un cimiento de estudios posteriores, así como para la investigación producida entre tubos de ensayo que crearían un convenio importante.

Esta prócer de la patria −Emma Gamboa− plasmaba ideales entre versos y un nuevo silabario que eran capaces de asesorar a cualquiera.  Entre sus viajes y conferencias, ese entrevero se acabó por asomar en la presentación de su sucesora, había conocido a quien consideraría el amor de su vida, aunque su unión no duró más de siete años en los que compartieron el hasta el mínimo cariño que sentían que se debían de antes de conocerse , él finalmente se fue de sus brazos más el dolor y la agonía se le lograron convertir en algo más que le acompañó. Y sí, el tratamiento fue algo doloroso, más su nueva acompañante no parecía quererle soltar, la depresión que desarrollo fue bastante falta de sentido. Ya las flores no parecían querer crecer más ese fatídico día pues la ciudad que se llenaba de estas se había enterado de la falta que le causaba ahora a su nación.

Si bien el legado no vale la injusticia incrustada en su cuerpo, no era algo por querer considerar como un logro más. Sus obras como aporte y como algo más a enseñar posiblemente sean de gran ayuda en su ámbito deseado pues la honra que trajo esta benemérita de la patria, no producía menos que inspiración, cosa que se notó que deseaba de corazón.

¿Le ha gustado esta lectura? ¿Quisiera dejarnos su opinión?

Le invitamos a retroalimentar al joven escritor dejando su opinión sobre este y todos los textos participantes iniciando sesión o registrándose aquí.

Evalúa la Crónica

Por favor espera...

¿Le ha gustado esta lectura? ¿Quisiera dejarnos su opinión?

Le invitamos a retroalimentar al joven escritor dejando su opinión sobre este y todos los textos participantes iniciando sesión o registrándose aquí.

¡Comparte esta Crónica en las Redes!