Profesora Cambió Mi Vida Con Una Frase

En abril de 2019, la profesora de ciencias naturales, Desiree del Rosario (35 años de edad), entregó los resultados de un examen reciente a sus estudiantes de octavo grado de Pre Media. Los resultados no habían sido muy altos y todos esperaban cualquier nota por encima de 3.0 para estar contentos. Esto era muy común entre los estudiantes de aquella promoción (y francamente en todos los estudiantes del colegio era similar) ya que antes de ese año la escuela no era muy demandante. La interacción con la maestra Desiree era estándar en el día a día. Se aseguraba de enseñar y tener una clase proactiva con los estudiantes dispuestos a aprender.

Uno de los estudiantes fue a buscar su papel en el que vió un 3.7, con lo que estaba más que satisfecho. Sin embargo, la profesora sabía que dicho estudiante no se había esforzado en estudiar, y que pudo sacar un resultado mucho más alto, pues tenía las capacidades mas no la motivación. Ella conocía en base a su propia experiencia hasta ese punto con el estudiante, y los comentarios de otros profesores de diversas materias que tenía potencial pero que solo lo usaba a veces (más que nada en participar en clase, pero no enfocarse en las actividades y sumativas). Como resultado, le dijo lo siguiente, “si tu tienes un Ferrari en una carrera, ¿por qué manejarías por el lodo en lugar de la carretera?” A lo que el estudiante no tuvo respuesta, y se quedó pensando. Durante los siguientes días el estudiante pensaba mucho en esta frase, y se dispuso a esforzarse más para no “conducir por el lodo.” El resto del año fue cuesta arriba, y poco a poco se involucraba más en las actividades y a cumplir con las responsabilidades de la escuela.

Dicho estudiante era yo, Sohan Makhija, y este pequeño encuentro es algo que nunca voy a olvidar. A pesar de no haber sido un evento muy impresionante, y que pasó desapercibido a los ojos de la mayoría, es algo que siempre tengo presente y que uso para recordarme que debo seguir esforzándome. Además, yo sabía que la profesora siempre se esforzaba mucho en su trabajo, y además fué la primera mujer panameña en llegar al monte Everest el 19 de diciembre de 2017, por lo que estas palabras significaron mucho más viniendo de ella. Su incursión a dicha hazaña involucro subir casi 6000 metros sobre el nivel del mar, y una ardua caminata de 12 días, a la que partió el 8 de diciembre de ese año. Su influencia fue tanta a nivel nacional que incluso publicó un libro en el que comentaba su experiencia escalando el monte Everest. Francamente, cuando pasó en vivo me pareció un poco extraño y no le presté tanta atención hasta más tarde. Fue allí cuando noté el impacto de esta comparación, y la profundidad del mensaje. Aún si la profesora no lo dijo pensando en todo, empecé a ver todo como una oportunidad para “conducir por la carretera” correctamente. A día de hoy, la profesora sigue asistiendo a escaladas y maratones regularmente, mostrando que no se conformó con lo que había logrado hasta entonces y, ya sea por pasión o dedicación, sigue siendo una fuente de inspiración para aquellos que la rodean. Realmente quiere que esta historia traiga a luz lo mucho que pudo cambiar esta mujer sin siquiera darse cuenta, solo dando lo mejor de sí.

¿Le ha gustado esta lectura? ¿Quisiera dejarnos su opinión?

Le invitamos a retroalimentar al joven escritor dejando su opinión sobre este y todos los textos participantes iniciando sesión o registrándose aquí.

Evalúa la Crónica

Por favor espera...

¿Le ha gustado esta lectura? ¿Quisiera dejarnos su opinión?

Le invitamos a retroalimentar al joven escritor dejando su opinión sobre este y todos los textos participantes iniciando sesión o registrándose aquí.

¡Comparte esta Crónica en las Redes!