La Aparición de un Lazo Rosa

¿En quien piensas cuando te digo mujer que inspira?. Tal vez pienses en un científica o en la primera mujer astronauta, pero ¿que pasa si te digo que una mujer que inspira puede estar cerca tuyo…?.Solo basta con ver a tu alrededor y descubrir la historia de una gran mujer, que junto a un lazo rosa demostró que no es necesario hacer grandes hazañas para inspirar a alguien más.

En el departamento de Santa Ana en un día 31 de diciembre de 1963 nació Andrea de los Angeles Grande, ella se crío solo con su madre ya que su padre se negó a reconocerla, quedando con un solo ejemplo a seguir “su madre”.

Ella estudio en distintas instituciones unas de ellas es el colegio San Vicente de Paúl y el colegio San Antonio. Cuando estaba cursando su sexto grado sufrió una tragedia y tuvieron que irse a vivir al “Congo”, Santa Ana. Al poco tiempo fueron a vivir a Sonsonate y luego al municipio de Sonzacate. Al estar cursando su octavo grado se vio obligada a dejar sus estudios y ayudar a su madre y hermana.

A la edad de 19 años conoció a José María Lobo Vega con el cual tuvo 2 hijos, ella tomó la decisión de dejar al padre de sus hijos, convirtiéndose así en el único sostén que podía darles en ese entonces a sus hijos. Cuando su primogénito tenía 6 años tomó una decisión muy importante y junto a sus hijos migro a Guatemala donde vivieron por un tiempo, a los años se fueron a vivir a México que es donde actualmente viven.

En el año 2014 fue cuando su lucha se convirtió en un lazo rosa, siendo detectada con cáncer de mama. En ese entonces no sólo el cabello empezó a caer si no también los ánimos, sus hijos demostraron el gran amor por su madre al quitar todo su cabello, demostrándole que no estaba sola y que nunca lo estaría, siendo ahora un sostén para ella, fue tanto su amor y devoción hacia ella que no importo todas las veces que ella se sentía derrumbada ellos estaban ahí para levantarla y animarla.
En todo este largo y duro proceso tuvo una operación para extirparle el cáncer perdiendo un seno en ello, fue duro para ella pero esto a penas fue el comienzo de su lucha, después de su operación tuvo que pasar por quimioterapia, fueron días largos y cansados para ella, no tenía ánimos de levantarse y  vivía con el miedo de no poder aguantar otra quimioterapia más, temía dejar solos a sus hijos, pero aun así ella estába luchando con todo su ser para poder estar con sus hijos, en total paso por nueve quimioterapia, todas igual de pesadas y agotadoras, pero aun así ella pudo soportar cada una de ellas
Al tiempo le fue dada una grandiosa noticia, había vencido al cáncer, después de largos meses que se sentían eternos y sus dolorosas decaídas habían dado su fruto, podía sentirse en calma, ya no tenía de que preocuparse, ya no debía temer por dejar a sus hijos solos, sus lágrimas de felicidad demostraban que era una mujer fuerte y sin duda alguna una de las pocas que puede contar esta historia.

Sin embargo en el año 2015 tuvo una operación en uno de sus ojos, quedando así ciega temporalmente, era tan grande su angustia, temía que otra vez su vida estuviera en riesgo y no poder soportarlo esta vez, pero con ayuda de los médicos y sus fuerzas por seguir adelante pudo recuperar nuevamente su visión.

Ella sin duda alguna es una gran mujer, es mi inspiración, ella me demostró que no es necesario hacer grandes hazañas para inspirar a otros, con una gran fuerza de voluntad y su hermosa sonrisa pudo seguir adelante, portando con orgullo su lazo rosa, ella recuerda sus angustias día tras día pero ella me cuenta su historia justo como lo hago yo, con una gran sonrisa, me inspira la forma en la que a pesar de las circunstancias ella encontró la fuerza necesaria para seguir adelante gracias a sus hijos.

¡Comparte esta Crónica en las Redes!

Comentarios