Catherine, la diseñadora emprendedora

Catherine Kay Stuart nació el 10 de septiembre de 1975, fue criada en la ciudad de Panamá, el dorado. Catherine desde chiquita era muy creativa y mostraba mucho interés hacia la costura, crear maquetas y dibujar lo cual a nadie nunca le parecía fascinante, sin embargo Catherine tenía un verdadero talento. 

Pasaron los años y Catherine estaba convencida de que ella quería ser diseñadora de interiores, pero todos le decían que se arrepentiría de esta decisión ya que los diseñadores no generan muchos ingresos. A pesar de los comentarios negativos de la gente Catherine siguió, a ella no le importaba  el dinero, el diseño es lo que ella amaba y se prometió a ella misma que no se rendiría.

En el año 1998 Catherine obtuvo su primer trabajo diseñando muebles para una compañía, ella disfrutaba mucho este trabajo pero su sueño siempre era hacer algo de ella misma. Luego en el año 2000 nació la primera hija de Catherine llamada Emily. Catherine describe este día como “el día más feliz de su vida”. Ella no vivía en la casa más grande ni tampoco tenía millones, pero era feliz con su pequeña familia en su pequeño apartamento.  A finales de 2005 se enteró de su segundo embarazo. Fue cuando decidió que ya era hora de arriesgarse y hacer su propia empresa a vista de que su familia estaba creciendo. Así, renunció a su trabajo y empezó la preparación de su empresa junto a su mejor amiga y esposo. Catherine aún embarazada creó su primera empresa llamada “Emily & Co.” una empresa de diseños de interiores. La diferencia entre esta empresa y las otras es que Catherine tuvo la ingeniosa idea de crear un equipo de trabajadores como plomeros, ebanistas, electricistas, etc y de esta forma tener una mejor organización. Poco después, el 9 de septiembre de 2006, una noche antes de su cumpleaños, nació su segundo hijo llamado Aarón. 

Pasaron los meses y a Catherine le llegaban diferentes proyectos. Al inicio eran proyectos chiquitos como cuartos o salas de estar, pero con el pasar del tiempo sus proyectos se volvían más y más grandes. Ya Catherine no solo hacía casas o apartamentos, ahora también restaurantes y locales que se volvieron muy exitosos.

Al pasar de los años Catherine vio el avance de su empresa y lo exitosa que se estaba volviendo, ella estaba muy contenta pero quería aún más, así que creó su segunda empresa llamada ”fabulous scrunchies”, una empresa de costumeria en el año 2007. Fabulous Scrunchies se destaca por tener scrunchies/colas bastante suaves y con colores llamativos. Aunque esta empresa no era tan exitosa como Emily&Co, Catherine siempre lo hacía como pasatiempo y pensó que no iba a afectar a nadie si lo volvía un negocio.

Tan solo 1 mes después de crear su segunda empresa, se enteró de su tercer embarazo, Catherine estaba muy asustada, ella no sabía si podía hacerse cargo de tres niños. Esto la preocupaba bastante pero siguió adelante. El 27 de agosto de 2008 nació su tercera hija llamada Paulina, ella seguía muy asustada pero según sus hijos Catherine siempre hacía juegos caseros y procuraba siempre sacar tiempo para estar con sus hijos aun así teniendo una niñera ya que no quería que sus hijos fueran criados por una persona que fuese ella. Gracias a esto todos los hijos de Catherine siempre dicen que ella es “ la mejor madre que pudieron pedir”. 

Al continuar de los años, sus vidas fueron una maravilla. Las empresas de Catherine iban bien, la familia estaba feliz y no les faltaba absolutamente nada. Esto fue hasta el año 2020 cuando el COVID-19 llegó a Panamá, la empresa de Catherine empezó a bajar gracias a la cuarentena total pero de alguna forma Catherine se mantuvo positiva ante todo y pensó en maneras de sacar algo bueno de esto, así que se introdujo a clases de diseño digital. Catherine ahora hacía sus diseños desde la computadora y cuando las cosas empezaban a abrir, ella empezó nuevamente a trabajar, el proceso de recuperación de las empresas de Catherine fue lento pero lo logró y su empresa tuvo aún más éxito gracias a que ahora podía mostrarles los diseños a sus clientes digitalmente en 3D y de esta forma hacer cualquier cambio necesitado.

Catherine nunca se ve a ella misma como la mejor madre pero según su hija Paulina, Catherine siempre ha llenado su casa con amor y música junto a sus inalcanzables esfuerzos para dar ejemplos a seguir, desde Shakira hasta Sandra Sandoval,

“Mientras me guiaba a través de estos increíbles catorce años, no sé si alguna vez se dio cuenta de que la persona que más quería ser era ella”. Actualmente Catherine y su familia viven una feliz vida.

¿Le ha gustado esta lectura? ¿Quisiera dejarnos su opinión?

Le invitamos a retroalimentar al joven escritor dejando su opinión sobre este y todos los textos participantes iniciando sesión o registrándose aquí.

Evalúa la Crónica

Por favor espera...

¿Le ha gustado esta lectura? ¿Quisiera dejarnos su opinión?

Le invitamos a retroalimentar al joven escritor dejando su opinión sobre este y todos los textos participantes iniciando sesión o registrándose aquí.

¡Comparte esta Crónica en las Redes!