Retrospectiva

Aún sigo con la duda si en realidad lo que soñamos son parte de teorías que predicen tu futuro o algún acontecimiento de un ancestro o familiar tuyo en el pasado, de todas maneras, sea cual sea la verdadera siempre supe que todo lo que esté marcado en ese sueño me hace cuestionar exactamente en el presente.

 

Era 28 de octubre de 2020, a las 12:05am, era mi cumpleaños, esa misma noche después de recibir varias felicitaciones, me costó dormir de tanta emoción que tenía. Como si fuera poco, ya había comido dulce. Había apagado todo, puse el aire acondicionado lo más frío posible y rellené mi cama de almohadas para dormir cómodo y cerré los ojos…

Finalmente abrí los ojos y noté que estaba en una esquina del suelo de una sala, inmediatamente ví una escena de abuso doméstico por parte del padre a quien parecía ser su hija. No tardé ni 10 segundos en observar que esa niña era mi abuela, me sorprendí, y me di cuenta que estaba soñando. Traté de salir de la casa sigilosamente, pero de todas formas no me presenciaban, era un fantasma aparentemente, salí de la casa y cambió de escena a una escuela, dónde la ví siendo víctima de buylling y no por un niño, por un profesor, escuché los regaños e incluso la misma correa del pantalón del profesor pegándole a mi abuela. Quería saber que ocurría y por qué soñaba esto, supe en ese instante lo fuerte que era ella.

 

De repente desperté, encendí mi celular y eran apenas las 3:30am y ante todo, aún me acordaba de lo que había soñado a cada detalle. Esto era nuevo y me emocionaba por contárselo a ella. Volví a cerrar los ojos y los abrí y ahora estaba en un terreno, en la ciudad de Panamá. Fuí a la cocina y encontré a mi abuela con otro hombre quién supe que era mi abuelo, estaban contentos y llevaban muchos materiales de construcción, iban a construir lo que hoy es la casa donde mayoría de mi familia materna se crío. Mi abuela se veía feliz y no solo por su sonrisa, sino por la expresión en ella.

 

Desperté, ya eran las 9:00am. Tenía llamadas perdidas de mi abuela, y la llamé enseguida. Le conté todo lo que soñé y ella por su parte era la primera vez en años que no soñaba, me sorprendí ya que pensé que esas teorías de sueños compartidos eran falsas, pero aparentemente compartí un sueño con mi abuela donde yo era un simple espectador de su vida. Tuve un tiempo reconociendo y apreciando el valor que tuvo mi abuela para salir adelante inclusive teniendo la vida en su contra. Abuso doméstico, buylling y acosos vividos fueron los motivos de cómo y por qué decidió dejar ir todo su pasado y convertirse en algo mucho mejor para demostrarle aquellos que la perturbaron y otros que la admiraban como mi abuelo que no hay cualquier motivo para no levantarse al caerse.

 

¡Comparte esta Crónica en las Redes!

Comentarios

  1. Christian, tú has escrito una crónica valiente, mostrando de manera sincera aspectos íntimos de tu familia y de tu abuela, te felicito.

    No obstante debes colocarle un título a la crónica, porque aquí aparece sin título.

    Luego antes del final, en el penúltimo párrafo, hay una parte importante de tu crónica, y que merece ser descrita un poco más.

    Cuando revelas algunos datos de la niñez de tu abuela… “En la niñez fue caos y depresión, pero salió adelante”.

    Tal vez podrías contar cómo fue ese caos en su niñez y qué le causaba depresión. También cómo hizo ella para, a pesar de esas adversidades, salir adelante.