Princesa Diana Recordada Por Siempre

Diana, princesa de Gales, fue una activista, filántropa y aristócrata británica integrante de la nobleza británica, creció en Sandringham, cerca de la finca de la familia real. Hija menor de John Spencer, VIII conde de Spencer, y de Frances Roche.

Nació el 1 de julio de 1961 en Park House, Inglaterra después de que su padre heredara el título de conde Spencer, fue conocida como Lady Diana.

No se distinguió académicamente, pero tenía talento en la música, la danza y los deportes. En 1981, se convirtió en una celebridad, tras anunciarse su compromiso con el príncipe Carlos, el hijo mayor de la reina Isabel II, tras un breve noviazgo. Su boda tuvo lugar el 29 de julio de 1981, en la catedral de San Pablo de Londres.

Del matrimonio nacieron los entonces príncipes Guillermo y Enrique de Gales, quienes eran el segundo y el tercero en la línea de sucesión al trono. Como princesa de Gales, desarrolló sus obligaciones reales y representó a la reina en viajes en el extranjero, Fue celebrada por su labor humanitaria. La princesa comenzó su trabajo con pacientes con sida en la década de 1980, fue la primera figura real británica en hacerlo a tener contacto físico con pacientes con sida. brindaba apoyo social a las personas afectadas por el cáncer, la lepra y la discapacidad.

El matrimonio de Diana con Carlos sufrió debido a su incompatibilidad y relaciones extramaritales. Se separaron en 1992 después de 15 años de matrimonio, poco después de que la ruptura de su relación se hiciera pública. Los detalles de sus dificultades matrimoniales se dieron a conocer cada vez más y el matrimonio terminó en divorcio en 1996.

Después de su divorcio, Diana conservó el apartamento doble en el lado norte del Palacio de Kensington que había compartido con Carlos desde el primer año de su matrimonio; el apartamento siguió siendo su hogar hasta su muerte al año siguiente.

El 31 de agosto de 1997, Diana murió en un accidente automovilístico en el túnel del Pont de l’Alma, en la margen norte del río Sena, en París; mientras el conductor huía de los paparazzi. El accidente también resultó en la muerte de su pareja Dodi Al-Fayed y del conductor de su automóvil.

Aunque inicialmente la Familia Real se negó a conceder a Diana un funeral de Estado, las muestras de afecto y dolor por parte del pueblo británico obligaron al Palacio de Buckingham a cambiar de parecer.

El funeral televisado, el 6 de septiembre, fue visto por una audiencia de televisión británica que alcanzó un máximo de 32,10 millones, que fue una de las cifras de audiencia más altas del Reino Unido y millones de personas vieron el evento en todo el mundo. La gente dejó flores, velas, tarjetas y mensajes personales fuera del Palacio de Kensington durante muchos meses.

Su féretro, cubierto con la bandera real, Fue llevado a un depósito de cadáveres privado y luego colocado en la Capilla Real. El féretro permaneció cerrado en todo momento, pues los allegados a lady Diana así lo quisieron.

La Reina Isabel II le rindió homenaje en una transmisión televisiva en vivo. ​ El funeral de Diana tuvo lugar en la abadía de Westminster el 6 de septiembre en el que se decretó luto nacional. Sus hijos caminaron en la procesión fúnebre detrás de su féretro.

La ceremonia del entierro fue proporcionada por el segundo Batallón del Regimiento Real de la Princesa de Gales, que llevó el féretro de Diana a la isla donde se encuentra una casa de la familia Spencer donde la sepultaron.

A raíz del fallecimiento de la Princesa Diana se realizaron muchas investigaciones que culpan a los paparazzi y a la alta velocidad, pero se rumora que el accidente fue culpa de la familia Real.

Ella siempre será recordada a pesar de los años de su fallecimiento como la Princesa más querida y hermosa, que supo ganarse el amor y cariño de todas las personas que la admiraban.

¡Comparte esta Crónica en las Redes!

Comentarios

  1. Isaac, te felicito por tu capacidad de escribir con claridad, ideas precisas y ortografía impecable. Eso es muy importante a la hora de leer un texto, ayuda a que el lector se conecte rápido contigo.
    Me gusta mucho lo que has escrito, pero creo que podríamos hacer que brille un poco más tu trabajo. Quisiera que analizáramos otra manera de arrancar tu texto: quisiera que me construyeras una escena al inicio. Imagina que estás contándome la historia de Diana como si fuera una película… ¿cómo la arrancarías? Es importante que tu arranque sea cautivador, que haga que el lector no quiera despegarse de tu texto, así como el que ve una serie en Netflix no puede parar porque está buena.
    Tienes madera para hacerlo! Espero tus cambios