Diana, la princesa recordada por siempre

, ,

Diana Spencer, mejor conocida como la Princesa del Pueblo, fue una activista, filántropa y aristócrata británica que marcó al mundo con su vida, obra e inesperada muerte. Un personaje muy popular que dejó una huella imborrable en el corazón de las personas por su carisma y amabilidad.

Poco después de que su padre John Spencer heredara el título de conde pasó a ser miembro de la realeza y desde entonces se le conoció como lady Diana Spencer.

También llamada Lady Di, no sobresalió en los estudios, aunque poseía habilidades para la música, la danza y los deportes. En 1981 se anunció su compromiso con Carlos, el hijo mayor de la reina Isabel II (hoy rey del Reino Unido), tras un breve noviazgo. Desde entonces se convirtió en una celebridad, asediada por las cámaras. Ese mismo año, el 29 de julio, la pareja se casó en la Catedral de San Pablo de Londres y la boda fue vista por más de 750 millones de personas en el mundo.

Del matrimonio nacieron los príncipes Guillermo y Enrique de Gales, quienes eran el segundo y el tercero en la línea de sucesión al trono, respectivamente. Como princesa de Gales sobresalió por su labor humanitaria. Trabajó y tuvo contacto físico con pacientes con sida en la década de los 80, así mismo brindó apoyo social a personas afectadas por cáncer y lepra y con discapacidad. Además, fue aplaudida por su apoyo a la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas Antipersona.

Diana también era muy fotogénica y fue considerada un icono de la moda entre 1980 y 1990. Su imagen ha sido una de las más famosas de la historia.

Pero el matrimonio de Diana con Carlos no fue para siempre. Se separaron en 1996, tras quince años juntos, en un divorcio que terminó siendo controversial, debido a la incompatibilidad y relaciones extramatrimoniales de ambos.

Un año después de la separación, el 31 de agosto de 1997, Lady Di perdió la vida en un accidente de auto en el interior del Puente del Alma, en París, tras ser asediada por los paparazzis. En ese mismo incidente también murió su entonces pareja, Dodi Al-Fayed y el conductor del auto. El único sobreviviente fue el guardaespaldas de Al-Fayed.

Inicialmente la Familia Real se negó a conceder a la exprincesa un funeral de Estado o uno Real por no poseer rango de majestad ni de alteza real al momento de su muerte, pero ante las muestras de afecto y dolor por parte del pueblo británico el Palacio de Buckingham tuvo que cambiar de opinión e incluso usó un concepto inédito: «Un entierro único para una persona única».

El funeral fue televisado y tuvo una audiencia de 32 millones de británicos. Seguidores dejaron flores, velas, tarjetas y mensajes personales fuera del Palacio de Kensington durante muchos meses.

Pese a los años, Lady Diana es recordaba como la princesa más querida y hermosa del Reino Unido. La que supo ganarse el amor de todos a quienes se dirigió.

1 comentario
  1. nalvaradod
    nalvaradod Dice:

    Isaac, te felicito por tu capacidad de escribir con claridad, ideas precisas y ortografía impecable. Eso es muy importante a la hora de leer un texto, ayuda a que el lector se conecte rápido contigo.
    Me gusta mucho lo que has escrito, pero creo que podríamos hacer que brille un poco más tu trabajo. Quisiera que analizáramos otra manera de arrancar tu texto: quisiera que me construyeras una escena al inicio. Imagina que estás contándome la historia de Diana como si fuera una película… ¿cómo la arrancarías? Es importante que tu arranque sea cautivador, que haga que el lector no quiera despegarse de tu texto, así como el que ve una serie en Netflix no puede parar porque está buena.
    Tienes madera para hacerlo! Espero tus cambios

Los comentarios están desactivados.