El tiempo de Dios es perfecto

Laura Pilar Vélez Batista, Panameña, nacida el 24 de mayo de 1985, es una mujer de gran impacto y reconocida ginecóloga obstetra por su sub-especialización poco común en Obstetricia Crítica.

Laura decidió que quería estudiar Medicina cuando estaba en tercer año de colegio. Inició sus estudios en la Universidad Latina de Panamá en el 2003, donde posteriormente descubrió que su verdadera pasión era el área de ginecología, dando seguimiento a los partos y trayendo nuevas vidas al mundo.

El camino de Laura para poder estudiar Ginecología no fue muy fácil, solo habían abierto cuatro plazas el  año que cursó, y a pesar de que se esforzó en sus estudios no logró el puntaje requerido para obtener un cupo.  Entonces se dedicó a trabajar en ambulancias y en cuarto de urgencias, se sentía devastada por no haber obtenido lo que tanto anhelaba para darle continuidad a su carrera y hasta llegó a pensar en renunciar a su sueño de ser ginecóloga.

Un buen día Laura recibió una carta de su mamá que decía: “Laura Pilar confía en ti, retoma los libros y vuelve a intentarlo”. Para Laura esa carta, que aún conserva con ella, cambió todo y fue el impulso que necesitaba para volver a intentar.  Entonces concursó nuevamente y llegó al puntaje, sin imaginar siquiera el gran reto que estaba por venir.

Laura se había ganado la plaza, pero no en el hospital que le hubiese gustado. La ubicaron en el Hospital Manuel Amador Guerrero en Colón, que estaba lejos de ser el lugar donde anhelaba estudiar. Pensó en renunciar a la plaza que se había ganado y esperar otros seis meses para volver a aplicar a otra en un hospital en la Ciudad, pero nuevamente la mamá de Laura la animó y la llevó de la mano hasta el hospital donde tenía que hacer cuatro años de residencia.

Ejerciendo, Laura se percata de una gran problemática en el área de cuidados intensivos, ya que habían muchas jóvenes morían por complicaciones en sus embarazos y abortos. Así descubre la  necesidad de un ginecólogo en obstetricia crítica en el hospital de Colón, pero solo había cuatro médicos con esa especialidad en Panamá y todos ejercían en la capital. Es entonces cuando Laura estudia la
sub-especialización en Obstetricia Crítica.

“El plan de Dios es perfecto, si no hubiera estudiado en el hospital de Colón nunca hubiera decidido tomar la sub-especialización en Obstetricia Crítica y no sería quien soy el día de hoy. Doy gracias a la provincia de Colón que me formó”, detalla.

Entre sus aportes, la doctora Laura Vélez ha sido de gran beneficio para muchas pacientes con embarazo de alto riesgo y para el Hospital Manuel Amador Guerrero en Colón.  Además, ha participado en varios en libros a nivel nacional e internacional de evaluación neurocrítica en pacientes obstétricas.  Laura también planea continuar con sus estudios y transmitir posteriormente sus conocimientos como maestra de Universidad.

  

¿Le ha gustado esta lectura? ¿Quisiera dejarnos su opinión?

Le invitamos a retroalimentar al joven escritor dejando su opinión sobre este y todos los textos participantes iniciando sesión o registrándose aquí.

Evalúa la Crónica

Por favor espera...

¿Le ha gustado esta lectura? ¿Quisiera dejarnos su opinión?

Le invitamos a retroalimentar al joven escritor dejando su opinión sobre este y todos los textos participantes iniciando sesión o registrándose aquí.

¡Comparte esta Crónica en las Redes!