Un camino a seguir

Quizás muchos pensaron que una joven del interior del país, como Odilca, nunca lograría sobrepasar los obstáculos que la vida le tenía por delante. Pensaron, tal vez, que una mujer con una educación que ellos consideraban mediocre pudiese seguir adelante. Probablemente nunca se imaginaron que esa niña algún día se volvería una mujer exitosa.

Odilca siempre fue una joven luchadora. Desde niña estudiaba siempre con dedicación para mantener sus excelentes calificaciones, graduándose así con honores al terminar su educación secundaria. Todo iba bien para Odilca, tenía buenas notas y un gran sueño por cumplir, iniciar la vida universitaria, pero, ella nunca pensó que su mayor sueño sería realmente su peor pesadilla y mayor obstáculo. 

La vida universitaria de Odilca no fue nada fácil, y esto no fue solo por las materias o los profesores si no por sus horribles experiencias con sus compañeros. Ya que ingeniería en sistemas era una carrera mayormente masculina, ella sufrió mucha discriminación por parte de sus compañeros debido a que a ella la percibían como alguien débil e inútil solo por el hecho de ser una mujer en sistemas. Muchos le hacían comentarios inapropiados e hirientes, la empujaban y la excluían. Esto llegó a tal punto que Odilca pensó en irse de la universidad y volver con su familia, pero, ella no se rindió tan fácilmente e ignoró cualquier comentario o gesto de disgusto que fuera transmitido hacia ella.

Este esfuerzo por parte de Odilca al tener que soportar estas burlas llegó a un punto que fue difícil tolerar. Su estabilidad emocional tuvo su primer derrumbe cuando una noche su madre la llamó llorando y no fue muy tarde para que Odilca rompiera en llanto también cuando le dijo que su padre, su mayor inspiración, había fallecido. Los siguientes días después de esta horrible noticia no fueron nada fácil para ella y así su salud mental fue derrumbándose poco a poco pero todavía tenía la esperanza de que todo iba a mejorar…hasta que llegó aquel día.

Odilca fue al hospital ya que tenía una tos fuerte, moretones y fiebres altas. Ella se imaginaba que iba a ser diagnosticada con alguna enfermedad leve pero nunca se imaginó escuchar las palabras que aquel doctor dijo ese día. Ese día nunca se le olvidará cuando escuchó la palabra cáncer salir de la boca del doctor, su mente quedó en blanco y no lo podía creer.

Pensarían muchos que Odilca se rindió después de eso, que volvió con su familia y que dejó así su vida universitaria a un lado. Pero, así mismo, muchos no saben que logró su sueño más querido y hasta mucho más. Se graduó de la universidad y consiguió un buen trabajo, enorgulleciendo a su familia y ahora vive bien junto a su esposo y sus dos hijas, una vida ideal.

Odilca es y seguirá siendo una mujer luchadora. Mujer que creció en un pueblo pobre y ahora vive de sus grandes logros. Su historia no es de olvidar, es de recordar y de inspirar, esta fue la historia de Odilca, una mujer empoderada.  

 

¡Comparte esta Crónica en las Redes!

Comentarios

  1. Hermosa historia. Es muy inspiradora. Para ayudarte a potenciarla te doy unos consejos:
    Cuándo y dónde nación Odilca
    Cuál es su apellido
    Cómo era el pueblo en el que creció. Cómo se llama ese pueblo. ¿Es el mismo donde nació?
    Es importante que menciones fechas. Esto, acompañado de ubicaciones, ayudan a tener más cercanía con el relato. Ponle nombre a los lugares, da referencias geográficas.
    ¿Odilca ejerce su profesión o la ejerció?
    ¿Cómo cambió o impactó su vida el cáncer?
    Por qué escogiste a Odilca?
    Gracias por todo.