Ellen Gould Harmon de White

  1. RUTH MARTÍNEZ

ELLEN GOULD HARMON DE WHITE

Ellen Gould Harmon De White conocida también como Elena G. de White (26 de noviembre de 1827 – 16 de julio de 1915) cristiana norteamericana, cuyo liderazgo llevo al establecimiento de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

Elena de White, fue una escritora prolífera. En 1851 publicó su primer libro, también publicó libros sobre educación, salud, y otros temas de especial importancia. Ella leía mucho, se dio cuenta que la lectura de otros autores le ayudaba en su propia redacción, mientras presentaba las verdades que se le revelaban en visión. Durante el transcurso de su vida escribió más de 5.000 artículos para revistas y más de 100 libros, no recibió educación básica, no tuvo la oportunidad de asistir al colegio.

Unos de mis libros favoritos de Elena G. de White son El Conflicto de los Siglos, Patriarcas y Profetas, Eventos De Los Últimas Días, estos libros inspirados por Dios, escritos con sabiduría, son motor de vida y aprendizaje. Era una persona amorosa, de ejemplo a seguir. Ayudaba a los demás, siempre que lo necesitaban. Promovió el vegetarianismo, como la temperancia y la evangelización.

Su historia, sus libros son de gran inspiración y motivación. Mujer de gran fe y buen corazón. Fue admirable, ya que padeció de dificultades físicas y espirituales. Ella, a pesar de sus dificultades salió adelante en todos los aspectos, su humildad resaltaba, y la manera de tratar a las demás personas. Sus libros fueron y son motor de vida, escritos con sabiduría, han transformado vidas, hablan de Dios, su vida y cómo actuar sabiamente.

Promovió la temperancia por medio de sus libros y su ejemplo de estilo de alimentación. En unos de sus libros escribe “La verdadera temperancia nos enseña a abstenernos por completo de todo lo perjudicial, y a usar cuerdamente lo que es saludable” ella en su libro, resalta que Dios estableció el apetito e inclinaciones y sabe que las personas que tienen malos hábitos y cuerpos malsanos no pueden servir a Dios con tanto fervor, perseverancia y pureza como si estuvieran sanas. Un cuerpo enfermo afecta el cerebro. Con la mente servimos al Señor, la cabeza es la capital del cuerpo.

Sus mejores libros hablan acerca de las profecías y en ellos entendió que las profecías del Apocalipsis son la descripción histórica y escatológica de la lucha entre Dios, el Cordero, su Santuario y la verdadera adoración contra el Dragón, sus estratagemas y la falsa adoración impuesta por él.

Ella es admirable. es gratificante y agradable escribir sobre este humilde profeta de Dios que impartió por medio de sus libros el amor y nos ayuda a entender y ver de una mejor forma el mundo en el que vivimos.

La historia de su vida es un ejemplo para seguir.

¡Comparte esta Crónica en las Redes!

Comentarios