Emprendiendo una fábrica de felicidad

Isabel creció en una pequeña familia que vivía en Betania. Su casa estaba en el medio hacia la cima de una montaña, ella tenia muchos vecinos y todos eran muy unidos. Jugaban, reían y se divertían los chicos del barrio. Su papá trabajaba en el Canal de Panamá y su mamá tenía un pequeño salón de belleza en su casa. Isabel estudió en el Instituto Panamericano toda su escuela primaria hasta graduarse en el 1991 convirtiéndose en su alma mater. Hizo su práctica profesional de bachiller de comercio en el Citibank. Estudió mercadeo en la Universidad Santa María La Antigua graduándose en 1995. Obtuvo un Postgrado en Alta Gerencia en la Universidad del Istmo en 1997. Su último trabajo antes de emprender su negocio fue en la Asociación Panameña de Crédito desde 1998 hasta el 2008.

Isabel se casó con Roberto Gomes en el 2007 y tuvo su primera hija, Isabela Sofía, en el 2009. Luego de decidir tomarse un tiempo tomó la iniciativa de emprender su propio negocio, ella quería algo diferente e innovador. A ella le gusta mucho viajar (cómo se conecta esto con el inicio de su negocio) y tomó esos 2 años para visitar ferias donde las grandes empresas exponían sus negocios y conocer lo que se estaba ofreciendo en el mercado y poder hacer una propuesta atractiva para el mercado panameño. Después de muchas horas de trabajo, investigación y concretar ideas junto a su esposo crearon Smile Factory, un lugar para el entrenamiento familiar. En el 2011 nació su segundo hijo, Manuel.

Isabel y Roberto estaban haciendo los trámites para poner en marcha su proyecto. Encontraron un lugar cerca de Albrook en una plaza comercial para poner Smile Factory, que significa en español fábrica de sonrisas. El 15 de noviembre de 2012 abre sus puertas Smile Factory logrando cautivar al público panameño con una propuesta divertida y didáctica con el objetivo del entretenimiento familiar.

Años después en 2015 Smile Factory hizo una alianza con Chess Logistic, para empezar a dar clases de ajedrez. Isabel escuchó los beneficios del ajedrez para los niños y le interesó demasiado, luego algunos niños se unieron al club. Después de años de entrenamiento y clases con excelentes profesores, los chicos han ganado varios torneos al pasar los años.

Llega marzo del 2020 con muchos proyectos en marcha y de manera repentina llega la Covid-19, se cierran las escuelas y se restringe la circulación, la situación más difícil para todos los pequeños y microempresarios que sería su caso. Isabel estaba enfrente de una dimensión desconocida, tanto en el ámbito personal como el empresarial, nadie sabía que era la Covid-19. Las informaciones del gobierno y las organizaciones de salud nos mostraban que esto no iba a durar poco tiempo, un panorama nefasto para todos. Frente a esta situación Isabel y Roberto analizan cómo mantener activa una de las ramas de negocio de la empresa, las clases de ajedrez. En menos de 3 días las clases de ajedrez que eran presenciales se convierten a una modalidad de clases virtuales, lo que llamaríamos como “resiliencia empresarial”.

El momento más crítico de Smile Factory fue la decisión de cerrar el local en julio de 2020, una decisión que no solo le afectaba a ella sino también a los que trabajaban allí y sus hijos porque lo veían como una segunda casa. Sin mirar atrás Smile Factory continuó con clases virtuales por más de dos años. Hoy con mucha alegría y haber vencido este gran reto que le puso la vida Smile Factory, empresa panameña, se esfuerza en ofrecer herramientas para fortalecer el desarrollo de niños y adolescentes a nivel internacional ofreciendo clases de ajedrez, dibujo, emprendimiento y programación en modalidad virtual.

En 2022 después de la experiencia en sus 10 años de Smile Factory ella es fiel creyente al trabajo colaborativo. Ella emprende una nueva alianza estratégica en conjunto con su socio de más de 7 años Roberto Sanchez, Campeón Nacional de Ajedrez, con Ajedrez Criollo, un lugar creado para que jóvenes y niños puedan jugar el deporte del ajedrez, donde empezó a dar clases presenciales por primera vez desde el 2020.

Esto nos demuestra que si tu crees en lo que tu haces puedes llegar muy lejos como ella dice “Querer es poder”, “Lo que tu piensas, tú lo sientes y lo que tu sientes tú lo vives.” Con dedicación y trabajo duro todo se puede.

¿Le ha gustado esta lectura? ¿Quisiera dejarnos su opinión?

Le invitamos a retroalimentar al joven escritor dejando su opinión sobre este y todos los textos participantes iniciando sesión o registrándose aquí.

Evalúa la Crónica

Por favor espera...

¿Le ha gustado esta lectura? ¿Quisiera dejarnos su opinión?

Le invitamos a retroalimentar al joven escritor dejando su opinión sobre este y todos los textos participantes iniciando sesión o registrándose aquí.

¡Comparte esta Crónica en las Redes!