Entre Ruinas

Portobelo aquel grandioso sitio descubierto en 1502 por un señor que viajaba mucho por distintos mares llega a nuevas tierras, hallando en uno de sus viajes una costa con un poco de la belleza cultural que buscaba con tanto anhelo, este sitio trajo en él un sentimiento de seguridad, gracias a el encanto natural que poseía el lugar, el señor viendo el sitio que tanta seguridad le traía lo nombra “Porto Bello”  , y saben ¿Cómo se llama el señor?, así es su nombre es Cristobal Colon. Exacto el hombre que años atrás había hecho un descubrimiento que provocó que su nombre fuera reconocido por el mundo entero.

Años después en el actual 2022 yo con tan solo 15 años, sabiendo esta historia contada por mis abuelos de este bello sitio,lo que desencadenó en mí una curiosidad de saber cómo era , iniciando mi viaje  una mañana un 5 de marzo, salgo a las 10 de la mañana para ir a mi destino, el cual yo sentía que el mismo viento ya pronunciaba mi nombre para llegar a Portobelo, lugar que con tanto anhelo me contaron que hacía que con tan solo palabras en mi mente ya se plasmaba el hermoso paisaje.

Mientras miraba la ventana del autobús que me llevaba a sitio tan nombrado, me plasmo en mi cabeza imágenes que había visto con anterioridad de Portobelo y me imagino yo estando en Portobelo admirando su pasto tan verde que se puede comparar con el mismo color verdoso del jardín del edén, viendo sus estructuras tan aclamadas por los arquitectos de ese tiempo, el bello sol que se refleja con el hermoso lago que da una vista al horizonte, un horizonte en el que se podrá sentir una seguridad y una calma incondicional. 

Pasaron las horas y llegue a mi destino, fijandome en primera instancia que tal sitio no estaba en el mejor de los estados debido al tiempo transcurrido, pero ese no me detuvo a continuar observar el lugar, vi cada rincón del sitio con la esperanza que tan hablado lugar no había quedado en solo palabras , no hubo momento donde sintiera ese sentimiento de seguridad o belleza que tenía, preguntándome a mí mismo si acaso fui con las expectativas muy altas o es que me equivoque de lugar, llegando a preguntarle a extraños si estaba en Portobelo y Todos respondiendo de forma afirmativa.

 Viendo como el tiempo había tratado el sitio, ya me encontraba realmente decepcionado ya que gran parte de las arquitecturas de la ciudad estaban hechas escombros, todo estaba terriblemente sucio, parecía que nadie se había tomado el tiempo de darle el cuidado que se merecía esa belleza del pasado y lo peor de todo es cuando vi una iglesia que se encontraba en el sitio y estaba saqueada, no por gente externa, si no por las mismas personas que habitan actualmente en portobelo,decidí irme al no encontrar esos sentimientos que Cristóbal Colón sintió, y quede con un solo pensamiento en la cabeza, tal vez en el futuro, quizás, ojalá, podrían volver a sacar la belleza del entorno de Portobelo sí solo la buscaban entre sus ruinas, pero al final eso solo lo sabrá el tiempo.

Por favor espera...
¡Comparte esta Crónica en las Redes!

Comentarios