Una chica del campo

Gabi Hernández Tócamo nació el día 15 de enero de1990 en Río Marea, provincia de Darién. Es hija de Gabriel Hernández Rodríguez y de Felicia Tócamo Degaiza. Actualmente tiene 32 años y su trabajo es la agricultura.

Cursó sus estudios primarios en Barriales, escuela Edamia Madrigal a partir de 1996 y culminó en el 2001. En el año 2002 inició sus estudios secundarios en el Colegio León Antonio Soto enfrentándose a las adversidades en ese momento, porque fue un cambio muy drástico; ya que fue una adolescente del campo, humilde y limitada en la tecnología, incluso en las materias complicadas como Inglés e Informática, lo que era un reto muy grande para ella. A mediados del año sus estudios se vieron interrumpidos debido a las circunstancias o destinos de la vida. Su padre enfrentaba una enfermedad muy difícil y su madre dejó su trabajo para atenderlo y ayudarlo. Gabi, al no contar con la economía para pagarse los estudios los abandonó.

Gabi y su madre se regresaron a su pueblo. Gabi y su hermana Eli tuvieron que trabajar muy duro, dedicándose en el campo a sembrar arroz, maíz, etc., para su subsistencia. Gabi, a sus 13 años, empezó a trabajar como niñera cuidando dos niños, ganaba 40 dólares al mes para ayudar a su familia.

A sus 15 años regresó a la ciudad a trabajar y estudiar en una escuela nocturna llamada Centro Laboral Nocturna Las Cumbres.

En el 2009, culminó su Bachiller en Comercio con Énfasis en Servicios Turísticos. En el 2010 inició sus estudios universitarios en la Universidad Especializada de las Américas, donde estudió la carrera Técnico en Guía Turística Bilingüe. En 2014 inició su Licenciatura en Gestión Turística y los culminó en el año 2015. Realizó cursos de contabilidad y planilla, ley laboral en el 2016 INADEH.

Trabajó en el Hotel Panamá en el departamento de Ama de Llaves, en el Hotel Holiday Inn en el departamento de Alimentos y Bebidas. Con la empresa House Keeping, en la Caja del Seguro Social de la Transístmica.

En el 2018 toma la decisión de regresar a su pueblo a cuidar a sus padres. En el 2019 y 2020 decide registrar sus diplomas en el Ministerio de Educación y así obtener un trabajo como educadora, pero se ha visto empañado por falta de oportunidades.

Hasta el momento se ha dedicado al campo. El proyecto del café nace de la idea de aprovechar la tierra a fin de promover el desarrollo agrícola del café, empezó con mil plantones, gracias a la ayuda de sus padres, quienes cooperaron con una gran cantidad de plantones, su padre se encarga de la limpieza del café; y Gabi, de la siembra y cosecha. Este proyecto del café empezó en agosto del 2020.

Su deseo no es solo sembrar café, sino también tener más cultivos para sembrar como maíz, arroz, otoe, entre otros; ya que todo esto se ha pasado de padres a hijos y asimismo a todas las generaciones que vayan llegando y nunca se pierda esa costumbre de sembrar.

Uno de sus planes del proyecto es fortalecer a los pequeños y medianos productores de la región de Barriales, en incorporarlos al proceso productivo y obtener mejores ingresos; el valor agregado a los productos.

Gabi se ve en unos años cultivando sus propias cosechas y, posteriormente, obtener café tostado y molido para su posterior comercialización a nivel regional y nacional, y contribuir al crecimiento económico y sustentable al desarrollo rural.

¿Le ha gustado esta lectura? ¿Quisiera dejarnos su opinión?

Le invitamos a retroalimentar al joven escritor dejando su opinión sobre este y todos los textos participantes iniciando sesión o registrándose aquí.

Evalúa la Crónica

Por favor espera...

¿Le ha gustado esta lectura? ¿Quisiera dejarnos su opinión?

Le invitamos a retroalimentar al joven escritor dejando su opinión sobre este y todos los textos participantes iniciando sesión o registrándose aquí.

¡Comparte esta Crónica en las Redes!