No puedes hacerlo por ser mujer

¨Desde que encuentres señales de dominio y sientas que algo no está bien, debes salir de la relación¨ pensaba y le aconsejaba a mis amigos.

En Panamá, el 47% de muertes por violencia son de mujeres y hubo un aumento de 40% de ataques sexuales hacia la mujer según las estadísticas del ministerio público. Durante el 2021 hubo 251 casos de víctimas por violencia de género.

Las mujeres se dejan llevar por el amor y muchas veces se hacen menos para complacer al hombre, por ello quisiera relatarles el testimonio de Andrea que ha sido víctima de este comportamiento.

Hace 25 años se enamoró de un señor, cuando comenzaron a relacionarse, la trataba de la mejor manera. Se hacía pasar como el hombre perfecto para ella, Andrea sentía que era el indicado y lo amaba tanto que pensaba que con él quería pasar el resto de su vida.

Este pensamiento duró hasta el momento en el que empezaron a vivir juntos, después de unos meses conviviendo, la relación comenzó a desmoronarse a tal punto que él se enojaba, si llegaba a casa y no estaba lista la comida. Andrea lo daba todo por la relación y trataba de hacer todo lo que él mandaba para no pelear porque ella aun lo amaba. Hubo ocasiones en las que Andrea se enojaba cuando él llegaba en la noche ebrio, aquel hombre le decía que no le alzara la voz porque no estaba de buen humor y la golpeaba. Después de unos meses ya no le daba dinero para la comida y se lo gastaba en alcohol. Cuando Andrea le pedía dinero él se lo negaba, a causa de ello y para subsistir Andrea tuvo que llegar al punto de comer de la basura. Como consecuencia de esos años de maltrato Andrea perdió a su primer hijo, lo que se convirtió en el detonante final luego de aguantar tanto maltrato decidió abandonar la casa.

El machismo ha estado vigente desde generaciones más antiguas como en los años 1950, que lo vivieron con más intensidad, tuvieron que pasar por maltrato físico o adúltero e incluso ambas a la vez, la mujer no podía entablar lucha alguna que les diera el derecho sobre su cuerpo y sus decisiones porque era considerado rebeldía en la sociedad y en la familia, y para controlarlo se llegaba a lo físico y hacía que la mujer quedara vulnerable.

En Panamá domina el machismo en el hogar, desde niñas se les inculca que la mujer es la que debe cocinar, la mujer es la que debe hacer los oficios en la casa. Actualmente, y desafortunadamente, se sigue dando el machismo de forma pasiva en comentarios tales como ¨debes ser más delicada porque eres una mujercita¨, ¨no puedes hacerlo porque eres mujer¨, ¨estas son cosas de hombres¨.

Para tratar de que esto acabe tenemos que educar a los niños para que vean la igualdad entre la mujer y el hombre, la igualdad a la hora de educar en casa, no solo se deben hablar los problemas que aquejan a las mujeres sino también se debe dar el ejemplo.

Por favor espera...
¡Comparte esta Crónica en las Redes!

Comentarios