Mi lugar Feliz

                                             

En una noche hermosa la Luna brillaba, y yo admiraba y dije mentalmente “la Luna esta tan hermosa y su brillo es increíble”

Esa noche estaba con mis hermanas madre, esa noche mi hermana me invitó a un lugar que se llama “Santa librada” llamado al río Boquerón siempre escuchaba de dicho lugar pero nunca había ido así que acepté la invitación. Pasaron unos días . 

— ya es hora de irnos — pregunté— si así es mely —

Empaque algunas cosas y mí hermana junto a su novio y mi sobrina ,ellos también irán a este viaje. 

Tomamos un taxis hasta Salamanca

Llegamos a casa de la madre de mi cuñado, salimos y ya íbamos a nuestro destino llegamos.. 

— este lugar es tan hermoso— me quedé observando el lugar ya podía ver el río y tome algunas fotografía. 

Esperamos a que vinieran con los caballos para ir río arriba hasta llegar a la casita de campo o como diría un panameño “Rancho”   

— ¿verdad que es lindo este lugar? — digo mi sobrina keisy

 — si lo es— respondí. 

Ella Iba  en el caballo y yo caminando

Cruzamos muchos ríos, vivos iguanas y escúchanos gallos de Monte, y el cantar de las aves. Cada vez más admiraba aquel lugar y podía ver el Ranchito en una loma. Vimos un árbol de Magos y keisy y yo tomamos algunos y nos dirigimos al lugar. 

Estaba muy feliz en aquel lugar era “mi lugar feliz” donde podía olvidarme de todo, donde solo estaba la naturaleza y yo, donde podía olvidarme esos problemas familiares y amigos falsos donde solamente era yo y la naturaleza y su melodioso murmullo de la brisa y canto de la aves y yo. 

El primer día me diriji al río aunque no tenía tantas experiencia en nadar pero decidí intentarlo cruce hasta una piedra al otro lado ya eran aproximadamente las 12 del mediodía el sol Había puesto muy ardiente, nos llamaron para ir almorzar fuimos keisy y yo, repasamos unos minutos y después fuimos al río nuevamente 

—mira una piedra de colores!! — digo mi sobrina. — encontré otra — dige. 

Habíamos recolectando muchas piedras de colores, jugamos, andamos y nos tomamos fotografía y después regresamos a la pequeña casita, tome un baño, y fui con mi sobrina y otra muchacha tenía aproximadamente mi edad solo que más alta, llegamos algo para sentarnos en el pasto. 

Allí podía ver todo, la brisa acariciaba mi cabello ondulado, el sol me pegaba ligeramente en la mejilla, la vista era espectacular de las montañas y las vacas y caballos ya era tarde y cada vez estaba oscureciendo así que volvimos a la casa, allí cenamos y después fui a ponerme mi pijama vimos tv y ponemos sobre el programa y se hicieron, las 10pm 

Yo estaba muy cansada así que le dije a mi hermana que iba a dormir no me costó mucho dormirme solo cerré los ojos y dormí. 

La mañana siguiente era el segundo día de estar en aquel lugar, cantaba las aves, y las gallinas cacaraquean, el olor a café y el sol que entraba por la ventana todo era increíble, me levanté eran las 8 de la mañana mi hermana y todo ya estaba despierto me quede sentada hasta que me dijeron para desayunar comimos y después fuimos a bañarnos después fuimos a ver los cerros Había uno muy pequeñito y tierno mi hermana nos llamó y nos digo que hoy íbamos a turistear también íbamos a ver iguanas 

Caminamos como 20 minutos, estaba asombrada Había más ricos pasamos por unos y había piedras el agua bajó un poco el sol estaba con su máximo esplendor me quité mis chancletas 

Las pequeñas piedras hacían que mis pies se lastimaran un poco pero no hice caso a eso. 

Y siguió caminando llegamos a un lugar muy lindo el agua del río cristalina era tan increíble todo era como un paraíso donde podía escapar de todo pero no pudimos quedarnos allí más  caminamos 5 minutos más y llegamos a un charquito y descansamos 

Unos minutos y luego me di un chapuzón 

Mi sobrina también el agua estaba muy refrescante y luego se puso un poco oscuro indicando que estaba a punto de llover 

Cayeron pequeñas gotitas caminamos un poco rápido yo iba casi corriendo llegamos a casa y nos salvamos de quedar empapados , fui a bañarme y me puse algo cómodo. 

Ya eran las 5 y media, ví caer la lluvia amaba la lluvia imaginé que estaba en casa, escribiendo y tomando una taza de té o que estaba en los brazos de mi madre… ..  Mamá ya la extrañaba… . 

Un fuerte relámpago hizo que dejara mis pensamientos. Cuando era niña los truenos me asustanba al punto de quedar debajo de las sabanas de mis padres. 

Ya quedaban las últimas gotas de lluvia, solo quedaba el olor solo tierra mojada y el olor de la sopa que estaban preparando 

La  lluvia paró. 

Eran las 8 de las noches Hacía un frío horrible, estábamos comiendo y viendo tv pasaron unos minutos y ya me estaba durmiendo asique fui a cepillarme y me dirigí a dormir estaba vez me costó un poco dormir a pesar de lo cansada que estaba . 

Oí un sonido como el de un rugir y pensé en toda clase  de animales me asusté un poco pero después de eso conseguí dormirme. 

El canto de las aves y el cacarear de los gallos hicieron que me despertara cuando le desperté eran aproximadamente las 8 de la mañana 

— wow — dice en voz baja y ronca. 

Mi hermana estaba haciendo té y harinas, el olor llegó hasta mis narices y eso levantó mi apetito y fui a cepillarme y hacer mis necesidades, después comimos. 

Me senté y estaba algo aburrida, ya estaba extrañando a mi familia , algo dentro de mí quería volver con ellos . 

Cuando estábamos lavando los trastes

Le pregunté a Mitzy mi hermana:

— ¿Cuándo iremos a casa? — dije. 

— en un día estaremos de vuelta Emily — respondió. 

Y me puse tan feliz realmente lo estaba. 

Ese día estuve todo el día en el río con mi sobrina y la hermana de mi cuñado, el día pasó muy rápido . 

Al día siguiente unas vacas salieron del corral  y traté de ayudar pero.. Termine corriendo por mi vida me caí muchas veces ,Puede decir que jure que rode 

— oh Dios mío eso estuvo cerca— dije en un jadeo. 

Aquel día terminó un poco lento. En el atardecer fuimos de peces y terminé en la orilla partiendo un pez por la mitad después subimos. 

Fue un día muy cansado y divertido fue el último día en aquel lugar. Ya el día siguiente iría a casa . 

Esta vez sí dormí  tan cómoda y agotada. Al día siguiente nos levantamos muy temprano era las  siete y media esperamos que se hicieran las 8 para salir de allí 

Salimos y fuimos por el mismo camino de ríos que cruzamos cuando íbamos. 

Se puede decir que estaba corriendo por aquellos hermosos ríos, me encantaba el agua salpicar y me sentía libre…  me sentía yo la brisa acaricia mi cabello 

Y recordando los momentos eso momentos que no olvidaré en aquel lugar 

Ivan corriendo y por alguna extraña razón Recordé los momentos de mi infancia cuando mamá me abraza, sus caricias sus regaños, y cuando papá me tomaba en su brazos y cantaba para mi… .. .. 

Y fue ahí donde se me escapó una pequeña gotita de felicidad, donde comprendí que yo era feliz con esos hermosos recuerdos y  con el amor que me daban mis padres. Ese era mi verdadero  lugar feliz. 

 -La realidad es dura y cruel, por eso me siento yo misma escribiendo

                                ~Emily.R

Autora: Emily Rodríguez. 

Por favor espera...
¡Comparte esta Crónica en las Redes!

Comentarios