Marie Curie

Marie Curie, la primera mujer y persona en conseguir dos Premio Nobel, el primero fue en la especialidad en Física en 1903 y el segundo fue en Química, en 1911. Los descubrimientos que tuvo esta mujer, que marcaron la historia fueron: el polonio (nombre que homenajeaba a su tierra natal) y el radio y sus compuestos. Inteligencia, rigor, voluntad, imaginación y pasión, fueron cualidades que describían a Marie Curie. Su pasión por la ciencia fue lo que la impulsó a llegar a hacer estos grandes descubrimientos, unas de sus palabras fueron “Era como un nuevo mundo abierto para mí, el mundo de la ciencia, que por fin se me permitió conocer en toda libertad”. Fue la primera mujer en ocupar el puesto de profesora en la Universidad de París y la primera en recibir sepultura con honores en el Panteón de París.

Marie nunca pensó en tomar precauciones contra los elementos que manejaba: esto le causó la muerte el 4 de julio de 1934 debido a una anemia aplásica. Como cualquier otro ser humano, Marie Curie sufrió; ella confesó que antes de su fama padeció una profunda depresión que causó que pasara horas llorando a escondidas sin ganas de hablar con nadie; pero a pesar de sus problemas nos dejó unas frases memorables: “No hay que temer a nada en la vida, sólo tratar de comprender” o “Cuanto más viejo te vuelves, más sientes que debes disfrutar el presente; es un regalo precioso, comparable a un estado de gracia”.

Destinó gran parte del dinero de su primer premio Nobel a sus amigos, familiares, estudiantes e investigadores asociados e incluso Albert Einstein comentó que probablemente Marie Curie fue la única científica que no se corrompió por la fama. Marie Curie se casó el 26 de julio de 1895 con el profesor y físico Pierre Curie. De este matrimonio nacieron dos hijas, la primera Irène Joliot Curie, quien fue física, química, política y fue nominada a un Premio Nobel; la segunda, Denise Curie, quien fue una escritora francesa.

Una conexión que siento con Marie Curie es sobre el amor y pasión por la ciencia, es algo que me llama mucho la atención, como a muchas personas. Cada ser humano tiene su momento y su habilidad para algo en específico que uno nunca espera que llegue a cambiar el rumbo de la historia o incluso ser recordado por todos los tiempos como alguien memorable por lo que logró en su vida. Cada ser humano ha sido traído a este mundo para una función en específica y lo único que uno necesita es esperar y en su tiempo llegará el momento de demostrar para qué estás hecho.

¿Le ha gustado esta lectura? ¿Quisiera dejarnos su opinión?

Le invitamos a retroalimentar al joven escritor dejando su opinión sobre este y todos los textos participantes iniciando sesión o registrándose aquí.

Evalúa la Crónica

Por favor espera...

¿Le ha gustado esta lectura? ¿Quisiera dejarnos su opinión?

Le invitamos a retroalimentar al joven escritor dejando su opinión sobre este y todos los textos participantes iniciando sesión o registrándose aquí.

¡Comparte esta Crónica en las Redes!