Mami, una mujer extraordinaria

El 25 de marzo de 1933, en la provincia de Chiriquí, Panamá, nació una mujer excepcional. Dedicada a su familia, Esther Abadi, mejor conocida como Mami, llenó el mundo de luz y enseñanzas. 

Tenía nueve hermanos, cinco hombres y cuatro mujeres. Vivió muchos años en Panamá, pero al casarse se mudó a Guatemala; se divorció muy joven, con tres hijos pequeños y decidió volver a Panamá, ya que su familia estaba ahí y no encontró propósito en aquel país centroamericano. 

Mami fue una mujer luchadora, que sacó a sus hijos adelante sin el apoyo de una figura paterna; sin embargo, siempre los crio con respeto hacia su progenitor y nunca habló mal de él. Con ayuda de su hermana sostenía a sus padres y a su hermano menor. Años después, sus hijos se casaron y logró ser abuela y bisabuela. 

Orgullosa de su patria, veía todos los desfiles, así como también marchaba con sus hijos y nietos. Le encantaban las comidas típicas chiricanas como el suspiro y la cocada. Su casa siempre estaba abierta, tenía un don de recibir a la gente y hacerlas sentir especiales. Mi bisabuela tenía mucha fe en Dios, afrontaba todos los retos con valentía. 

Durante la Invasión de Estados Unidos a Panamá, en 1989, Mami vivía sola. Mi mamá y mi abuelo dormían en ropa y hasta con zapatillas; pero ella, con la puerta del balcón de su cuarto abierta, en pijama y despreocupada. Cuando se sintió amenazada, llamó a la Casa Blanca de los Estados Unidos diciendo que era una mujer sola y que se sentía desprotegida, ¡le mandaron un tanque al frente de su casa para cuidarla! Era amiga de todo el mundo. Hasta cuando íbamos al cine se hacía amiga de todos lo que estaban en la fila. 

Era una persona feliz, cada día que pasé con ella estuvieron llenos de risas y bromas. En una ocasión estaba en Colón trabajando, recibía a los turistas que venían en un crucero, americanos en su mayoría; ella les dijo que era la alcaldesa de Panamá, Mayín Correa. ¡Todos se tomaron fotos con mi abuela y le pidieron autógrafos! Siempre tenía regalos y chocolates para cada uno de sus nietos y era la primera en llamar a desearles un feliz cumpleaños. 

Vivió cada día con alegría. Una de las últimas historias que nos contó fue que tenía una tienda en el Hotel El Panamá, uno de los más famosos del momento; y mi tío, su nieto, era muy tremendo. Un día se metió a la cocina del alojamiento, le quitó el sombrero al chef y salió corriendo. Corrió hasta que llegó al área de la piscina y el chef iba detrás de él… y mi abuela también, detrás del chef. Todos los que los estaban viendo no podían parar de reírse, incluso ella.

La bisabuela Mami fue una mujer increíblemente trabajadora. Se encargaba de vender mercancía en la Zona del Canal. Las que hoy son áreas revertidas, antes eran bases militares. En el año 1986, cuando el Miss Universo fue en Panamá, ella fue chaperona de Miss India, quien la contagió de tuberculosis; a causa de esto sus pulmones quedaron débiles. Falleció el 8 de abril del 2018 dejando un sinfín de legados y enseñanzas.

¿Le ha gustado esta lectura? ¿Quisiera dejarnos su opinión?

Le invitamos a retroalimentar al joven escritor dejando su opinión sobre este y todos los textos participantes iniciando sesión o registrándose aquí.

Evalúa la Crónica

Por favor espera...

¿Le ha gustado esta lectura? ¿Quisiera dejarnos su opinión?

Le invitamos a retroalimentar al joven escritor dejando su opinión sobre este y todos los textos participantes iniciando sesión o registrándose aquí.

¡Comparte esta Crónica en las Redes!