El viaje a través de tus ojos

Es maravilloso tener un profesor que te transporte a lugares que ni te imaginas que existen; pues así es mi profesora de español, siempre suele contarnos las experiencias que vive cuando visita algunos lugares. Dice que a veces debemos recrear la mente y alejarnos del salón, aunque estemos ahí. Era un viernes 11:15 a.m. inicia la clase, todos esperamos la famosa frase de la profe: “Hoy es viernes”, en coro respondemos: “y el cuerpo lo sabe”. ¡Que comience la historia! Y empezó así: _ Bueno chicos les contaré que un día emprendí mi viaje, a un lugar que no sabía si me agradaría, pero me arroje a la aventura. Nos contaba que al llegar a su destino se desanimó porque el sol estaba imponente y tenía que caminar como 20 minutos; la verdad hasta yo lo hubiera pensado. Era tan descriptivo lo que contaba, que me fui de viaje al lugar con ella. Luego nos dijo que un carro la llevó hasta el pueblo, mientras nos explicaba que las personas ahí son muy amables y observadoras puesto que el señor le preguntó que, si estaba de paseo; ella le indica que iba a visitar la Ciénegas las Macanas, y este le respondió:  _ “Ajo eso es muy lindo ahí”. 

La verdad es impresionante como nos podemos trasladar a otros lugares mediante las historias de otras personas y sentir que estamos ahí y solo sucede por la forma que ella lo describía nos hablaba de casas de quincha, carretas haladas por caballos, cosa que ya ni se ve; justamente en ese momento le pedí que me mostrara una imagen para recrear la imagen que tenía en mi mente y adivinen: “era justo como lo había recreado”, ¡genial verdad!  

Continuó con su historia manifestando que las señoras juegan barajas debajo de los árboles, a su vez es tan natural encontrar culebras en las casas y durante el camino, ¡Para mí es aterrador! Pero me generaba más curiosidad de visítalo y conocer ese paisaje tan hermoso donde pueda ver las llanuras, caballos, vacas con sus terneros, sentir la brisa golpear mi rostro. ¡Debo ir a ese sitio tan maravilloso! donde encontraré un sendero que dice transmite paz.  

Puedo manifestar que luego de que la profe J. D. culminó con su historia de viaje, me adentré un poco al internet para nutrirme más del lugar y ¡Adivinen! Hay diversidad de aves, puesto que, llegan a migar y un mirador donde puedes tener una vista perfecta del lugar… Además, el cantar de los pájaros puede ser una sinfonía angelical. Resalto que el río Santa María pasa por allí y en medio hay una isla muy hermosa. Sin duda, Las Ciénegas de las Macanas, ubicada en El Rincón de Santa María, es un lugar perfecto para hacer turismo y estudiar los diversos tipos de aves que habitan en él, solo falta que llegue con una cámara para disfrutar de todo un paraíso ecológico lleno de vida natural. ¡Emocionante mis clases de español! 

Ámbar Bernal X C 

Por favor espera...
¡Comparte esta Crónica en las Redes!

Comentarios