Solo llámame Maestra

Hoy vengo a contarles una historia de vida y superación de una persona que a pesar de tener muchos títulos le gusta que solo le llamen Maestra.

Estoy hablando de la Maestra Dalys Nereyda Castillero.

Esta maravillosa historia de vida empieza el 19 de febrero d 1937,  cuando nació un sueno de ser maestra. Ahora dice que su padre y su madre discutían en esos tiempos: Nació 18, no nació el 19? y Ella siempre dice 19 con una sonrisa en su cara.¨

Conllevaba una ansiedad de ser la mejor maestra y llena de expectativa para cumplir con todas sus metas. Sin importar las dificultades en aquel entonces y en condiciones de pobreza del país, Ella: dijo Si puedo enseñar a los niños a ser felices.

Después de 4 años promovió en conjunto con los padres de familia un carnaval al estilo santeño, ella lo organizo para recaudar fondos para construir 5 aulas nuevas porque en la escuela no había tantas aulas.

La maestra luego del carnaval y con los fondos de este, organizo el primer comedor escolar para veinticinco niños humildes, con el apoyo de la maestra Evelia de Valdez. Para fue maravilloso ver como niños con familiar donde el pan era un lujo, vendrían a la escuela y podrían comer para tener buena salud y así estudiar mejor.

Luego de eso, se unió voluntariamente a trabajar con el grupo de las Damas Gris de la Cruz Roja de David. Cada día era un reto para Ella, una persona incansable trabajando con damas que ayudaban a otras damas a salir adelante y hacer de nuestro Panamá un país donde reinara el respeto a las damas.

Ahora hablemos de las actividades que hizo después de su jubilación por allá en el año 1984. Es increíble que a esta edad, la maestra tenga tantas energías para seguir adelante…pero mas adelante veras algo importante que marcara la vida de esta gran dama panameña. Seguimos….

La maestra laboró como Jefa de personal en la oficina regional del Ministerio de Trabajo. Fue Subdirectora de la oficina de regulación de precios, hoy en día se llama “ACODECO”. Y además de todo, fue la Presidenta de la Cooperativa de Jubilados y Pensionados, logrando la construcción del local que existe hoy en día en la ciudad de David.  Es en esta ocasión que ayuda a muchos panameños, jóvenes y adultos; con su diario vivir, profesionalmente y con dificultades y necesidades.

También nuestra querida Maestra, laboró como Subdirectora de la Lotería Nacional Regional de Chiriquí y allí tuvo ideas maravillosas para hacer labores sociales para los ciudadanos chiricanos.  A pesar ser Santeña, ama a la Provincia de Chiriquí, quien le abrió caminos de amor y triunfos en el año 1964.

Actualmente es Vice-Presidenta de la Asociación de Sobrevivientes de cáncer en Chiriquí. Si y es aquí donde se encuentra con su mayor reto dos tipos de Cáncer por los cuales tuvo que luchar con dolores y miedos, sin rendirse al trabajo y con una Fe gigante supero ambos. Si es sobreviviente de Cáncer y bendecida por Dios dos veces.  Su familia y amistades siempre estuvieron all. Sus hijos su pilar amado quienes nunca la vieron débil y sus amistades santeños y chiricanos que siempre la veían sonreír y amar el Folklor de Panamá.

Todos los años como fundadora de la Asociación de Santeños sale a las calles de David en un desfile cargado de Folklore y alegría. Liderizando y llevando a cabo desfiles de carretas y bueyes de su tierra natal.  Y allí esta Ella cantando “Santeño quisiera ser”.

La Maestra Dalys Nereyda Castillero, es para mí un gran ejemplo a seguir para los jóvenes de Panamá hoy en día. No solo por lo que con su experiencia a dado al país, sino también por su forma positiva y entusiasta de llevar la vida con un “Si se puede”.

Hay personas que tienen una discapacidad y/o enfermedad que los limita a cumplir sus sueños. Pero al leer su historia, nos demuestra todo lo contrario.  Siempre hay que darle una sonrisa a la vida, y ella es un ejemplo de Sonreír y Luchar.

Y eso es todo amigos lectores. Espero que les haya gustado mi crónica de la Maestra Dalys Nereyda Castillero y que de su historia encuentren admiración y enseñanza en creer que “Siempre Se Puede!” ……y en algún momento, cuando visiten Chiriquí recuerden que al buscar a esta bella dama siempre deben llamarla “La Maestra Nereyda”.

¡Comparte esta Crónica en las Redes!

Comentarios