Un patrimonio en el olvido

¿Cuántas veces has recorrido la Plaza 5 de mayo? Si las has visitado al menos una vez en tu vida, podrás observar una gran edificación, siempre cerrada, donde nunca entra ni sale gente. Déjame informarte que ese edificio es el Museo Antropológico Reina Torres de Arauz, el cual lleva más de 20 años sin operar.
Este museo es considerado un monumento nacional e histórico, y cuenta con más unas 16 mil piezas arqueológicas, antropológicas y artesanales provenientes de la era precolombina, las mismas son de suma importancia debido a la poca información que se ha recopilado sobre esta época y sin olvidar que es un recate de nuestra identidad. Incluso, se puede encontrar molas y polleras de los antiguos grupos indígenas. Sin embargo, sus puertas como centro de exhibiciones se han mantenido cerradas.
Es triste porque la generación actual no ha podido ver todo el patrimonio cultural que
tenemos en Panamá, me llena la impotencia el saber que hay más museos
inhabilitados desde antes de la crisis de la pandemia o incluso algunos pocos
conocidos debido a la escasa propaganda que se realiza o por la falta de cultura de los
panameños.
Es fundamental que los centros educativos instruyan a los jóvenes con información de
estos lugares que hasta cierta medida son nuestro patrimonio, parte de las historias
vividas, es por eso que cabe mencionar en esta ocasión al museo de Historia de
Panamá. ¿Cuántos alumnos sabrán que ese lugar fue saqueado para la invasión del
1989? Y que los Estados Unidos robó nuestra bandera ese día, lo dejo así para que
mediten.
Debemos rescatar nuestros museos, ya es hora de que nos demos cuenta la mina que poseemos, es momento de eliminar la preocupación que tienen los que manejan estos lugares, con campañas, encuentros familiares para de esta manera poder incrementar el número de visitantes aun sabiendo que tenemos una población sumergida en ámbito de la tecnología. Hay que recuperar la identidad de los museos y para lograrlo se necesita voluntad, y la inversión económica.
Al llegar a la Plaza 5 de mayo, se siente el aroma de la construcción, el polvo en el aire es evidente, se encuentran las vallas rojas que no permiten el paso a los transeúntes, en la edificación del museo se presenta la famosa tela verde cubriendo el trabajo de renovación, los míticos andamios en los alrededores. Empezamos el recorrido al entrar por las grandes puertas del museo, donde se observa claramente que el edificio está en una extenuante reconstrucción, en el cual hay fragmentos de madera en las ventanas, ladrillos despedazados en el piso, galones de pintura blanca, torres de ladrillos, hombres con sus cascos y planos caminando de un cuarto a otro. Lo más preocupantes son las fisuras en el techo, las filtraciones que suponen un gran problema, las tejas dañadas que no han sido cambiadas y cierta corrosión en las cerchas.

Este monumento contará en el piso inferior con
El Museo Antropológico Reina Torres de Arauz abrirá sus puertas en el segundo trimestre del 2023 con la intención de revivir uno de los edificios más antiguos y abandonados de la capital.
Estoy ansiosa por su apertura, deseo subirme a la nave de la imaginación y trasladarme a un mundo lleno de conocimiento y cultura.
y dos salas de exhibición temporal, auditorios, cafeterías, azotea de acceso público y
mantendrá las piezas conservadas y la nueva museografía es la última parte de esta
cuatro salas de exhibición permanente
elevadores que cumplen con accesibilidad universal. Un edificio especial de resguardo
renovación. Durante el recorrido se explicó que el objetivo no es renovar
completamente el museo y convertirlo en uno nuevo, se trata de replicar con exactitud
la fachada original.

El Museo Antropológico Reina Torres de Arauz abrirá sus puertas en el segundo trimestre del 2023 con la intención de revivir uno de los edificios más antiguos y abandonados de la capital.
Estoy ansiosa por su apertura, deseo subirme a la nave de la imaginación y trasladarme a un mundo lleno de conocimiento y cultura.

Por favor espera...
¡Comparte esta Crónica en las Redes!

Comentarios