El depredador del planeta

El depredador del planeta

A nivel nacional es preocupante la manera en que la contaminación ha incrementado dejando secuelas en todo el país. Datos poco alentadores han reflejado el peligro en el que está nuestro medio ambiente, hay que ponerse manos a la obra y evitar que este problema acabe con nosotros, ya que puede hacerlo de múltiples maneras: Catástrofes que podemos sufrir o llevamos sufriendo, pero no les prestamos atención. Hay falta de tierras fértiles limitando nuestra capacidad de producir alimentos en mayor escala, sequias por uso excesivo de las aguas también ligado a la sobrepoblación en áreas que ya no pueden brindar más recursos siquiera a sus mismos habitantes (principalmente causado en su mayoría gracias a la migración que hacen las personas a lugares que tienen mucho más avance en lo que a civilización moderna se refiere),problemas en el ámbito ganadero algo que lleva conexión directa con los dos primeros puntos que resalté anteriormente. Causa demasiada angustia ser espectador de cómo nuestros compatriotas no toman conciencia directa en cuidar las cosas en protección de nuestro mayor enemigo, la contaminación, creciente en lugares con mayor exposición a la sobrepoblación.  

 

Deberían implementar proyectos para motivar a los habitantes para que no tiren los desechos por todos lados sin tomar conciencia del daño que pueden generar a corto o largo plazo. Hay que tomar enserio este hecho empezando desde los hogares, porque es allí donde se pueden fortalecer estos valores, siguiendo con el apoyo de las instituciones académicas para que nuestros futuros representantes del país no tomen como insignificante este problema ecológico que nos consume cada vez más rápido como si de un virus mortal se tratara.  

 

Actividades variadas como la recolecta de basura en familia o con amigos, la siembra de árboles u otras plantas, donar dinero o mano de obra para refugios, que se enfoquen específicamente en el cuidado de las áreas verdes. Son buenas ideas para empezar a motivar a los jóvenes. No veo mal que se entregue uno que otro incentivo al hacer proyectos, pero lo negativo de esto mismo sería el cómo las personas solo van a aportar contando con que van a recibir algo a cambio en modo de compensación por su apoyo al dar la mano de obra, lo cual está muy mal éticamente. Se supone estamos trabajando por un bien común el cual nos beneficiara a todos de múltiples maneras. Todo el ecosistema nos agradece brindando más sombra, brisa, luz saludable, agua pura y fresca, comidas nutritivas. ¿Por qué le pagamos así a la tierra que nos da todo?  En vez de sacar provecho positivo, en conjunto no hacemos nada más que perjudicar al máximo todo los que nos rodea acarreando con el título de ser el individuo andante que más daño hace a todos. Hasta a sí mismos. A lo que quiero llegar con mis palabras es hacer ver a las personas que no se puede avanzar en un proyecto con pocas unidades, se requiere de unidad y compromiso para lograrlo. 

 

 

 

 

Geneby Rodíguez X A  

 

Por favor espera...
¡Comparte esta Crónica en las Redes!

Comentarios