Un tesoro en las profundidades

¿Has visto algún documental sobre las selvas tropicales del océano? Por si te estás preguntando qué son, te cuento que están ubicadas en las profundidades del mar. Son objetos rocosos, coloridos y porosos llenos de criaturas marítimas a su alrededor ¡Es maravilloso! ¿Verdad? Su nombre más común es arrecifes de coral.

Son estructuras encontradas en la hidrósfera, la capa de agua ubicada en nuestro planeta. Entre sus aplicaciones destaca que las especies coralinas han llegado a ser fuente de medicina. En el artículo “¿Sabías que los arrecifes producen medicinas?”, Daniel Camilo Thompson Poo explica que los corales pueden ser fuente de tratamientos para enfermedades cardíacas, cáncer y artritis.

¿Cuál es la realidad de los arrecifes en el Istmo? Se calcula que el 81% de los que hay en el país aún están en buenas condiciones, pero, ¿qué pasó con el 19% que ya no existe? 

Estos recursos se usan para hacer dinero, incluso los colocan en museos o exhibiciones, de acuerdo con lo documentado en el artículo “Amenazas para los arrecifes de coral”, escrito por Richard Nixon. No se tiene conciencia de que poco a poco el ecosistema queda sin vida.

Pero no hay que perder la esperanza. Hay personas que se esfuerzan por cuidar del ambiente marino. Los comentarios que recibí de un profesor y una compañera de mi escuela, el 24 de junio de este año, lo demuestran. “Es muy importante cuidar los corales, no sacarlos de su hábitat, así no pierden su esencia”, expresaron. Ellos le dan vida y color al mar. “Además, son refugio para las especies que los habitan, donde pueden protegerse de los ataques de sus depredadores”, continuaron diciendo mis entrevistados.

Aunque son estructuras que pueden estar a pocos centímetros de la orilla del mar, también llegan a estar a 50 metros de profundidad. Aun así, hay factores que los afectan. Es posible que se desintegren a causa del calor extremo, provocado por el cambio climático, según se explica en la página coral.org.

Las actividades humanas también les perjudica de gran manera. Si los roza una lancha, un submarino o el tiro del ancla de un barco, se quiebran debido a su fragilidad. Irónicamente, hay seres vivos que se sirven de ellos y que pueden llegar a dañarlos, como es el caso de las estrellas de mar espinosas. En caso de una sobrepoblación de estas criaturas, pueden llegar a arruinarlos, indica la nota titulada “¿Qué causa la destrucción de los arrecifes de coral?”.

Los corales marinos necesitan agua limpia, templada y poblaciones saludables para sobrevivir. Podemos ayudar a que este tesoro sea salvado comenzando con acciones mínimas como ahorrar energía. Para ello, debemos aprovechar la luz solar; desechar la basura como corresponde y evitar usar de forma inadecuada el agua.

¡Ah!, otra cosa importante es que compartas con las demás personas la importancia de proteger los tesoros en la profundidad del mar. Recuerda que los mantos acuíferos son parte de lo que mantiene a nuestro planeta inigualable. Si tomamos la acción de protegerlos, podremos mantenerlos en pie. Pregúntate ¿qué puedes aportar a las selvas tropicales del océano?

¿Le ha gustado esta lectura? ¿Quisiera dejarnos su opinión?

Le invitamos a retroalimentar al joven escritor dejando su opinión sobre este y todos los textos participantes iniciando sesión o registrándose aquí.

Evalúa la Crónica

Por favor espera...

¿Le ha gustado esta lectura? ¿Quisiera dejarnos su opinión?

Le invitamos a retroalimentar al joven escritor dejando su opinión sobre este y todos los textos participantes iniciando sesión o registrándose aquí.

¡Comparte esta Crónica en las Redes!