Sólo sigo tus pasos

Un día en la que estaba comiendo unas palomitas dulces, acompañado de una gaseosa sabor a uva… pensaba  en mi  futuro. Eso casi siempre me pasaba. Cuando escuchaba la música que me gustaba, pensaba en cómo podía lograr lo que quería, pensaba así, porque he visto, que hay mucha competencia, y estar entre miles de personas que quieren lograr lo mismo que tú, y que simplemente estés allí, pensando si vas a alcanzarlo o no…

Ese día recuerdo que mi madre quería que le bajara el volumen, me llamaba para decirme que escuchara las anécdotas de una mujer llamada Adriana Macias. Me senté para escuchar un poco sobre ella, ya que me encantaba esos momentos de reflexión con mi madre, todo comenzó perfecto, tenía la curiosidad de saber quién era y al momento de escuchar sus experiencias, anécdotas y frases muy motivadoras quedé realmente sorprendida.

Es una mujer que nació sin brazos, lo más impresionante es que utiliza sus pies para todo: para cocinar, escribir, tocar el violín… Me inspiró mucho, no podía dejar de pensar en cómo ella pudo lograr todo lo que anhelaba, pasando por muchas burlas, por problemas y demás. reflexioné: “¿Cómo yo, que tengo todo completo, que gracias a Dios me envió completa, puedo pensar en un segundo que mi vida está a punto de derrumbarse? A partir de allí cada vez que me daba una crisis existencial, solo leía sus frases, todo lo que habla y cómo lo dice es muy inspirador.

Ella es mexicana, de 44 años, una escritora, abogada y excelente conferencista. Sus lemas son muy motivadores, entre mis favoritos están “no te enojes, recuerda que la gente no te hace cosas, la gente hace cosas, tú decides si te afectan o no”. Cuando leí esta frase me dije a mí misma: “Eso es verdad, Lisseth. Es tu problema si te afecta o no”.

¿Por qué pienso en la superación personal? Porque paso por situaciones difíciles, ya sea económicas o personales, por momentos insatisfechos donde los compañeros me hacen sentir mal, también por algún defecto físico, todas estas cosas hay veces que me desmotivan; pero debo tener presente que aunque hay personas que no me apoyan, también hay muchas que quieren lo mejor de mí, que sea esa luz, y eso me hace muy feliz. Un ejemplo es Adriana que, aunque no nos conozcamos, sus experiencias han entrado a mi vida, me inspira y se ha ganado mi gran admiración.

Les recomiendo sus libros de superación, son interesantes, yo los leí y he pensado mucho en mi futuro. Espero que tú también, nunca te rindas, que pase lo que pase siempre te digas a ti mismo “yo puedo”, así como lo hizo esta gran mujer. Constantemente pasamos por momentos difíciles, pero el sol sale después de la tormenta  y todos tenemos a gente que nos inspira como Adriana Macias.

¿Le ha gustado esta lectura? ¿Quisiera dejarnos su opinión?

Le invitamos a retroalimentar al joven escritor dejando su opinión sobre este y todos los textos participantes iniciando sesión o registrándose aquí.

Evalúa la Crónica

Por favor espera...

¿Le ha gustado esta lectura? ¿Quisiera dejarnos su opinión?

Le invitamos a retroalimentar al joven escritor dejando su opinión sobre este y todos los textos participantes iniciando sesión o registrándose aquí.

¡Comparte esta Crónica en las Redes!