Yessel González V1

Un viaje con mis mascotas

El cumpleaños de mi abuela lo íbamos a celebrar en una cabaña.

Mi mamá y papá se fueron aparte, mis dos hermanos y mis dos mascotas teníamos que esperar a mi hermana mayor para que nos llevará en su carro.

En la cálida mañana estábamos esperando y esperando sentimos que el tiempo fue largo hasta que al fin llegó nos montamos a su carro y nos percatamos que también estaban los perritos de mi hermana. Al principio creíamos que no iba a pasar nada malo por llevar a los perros, pero creo que confiamos demasiado.

En el camino hacia la cabaña una de mis mascotas defecto en el carro tuvimos que parar para limpiar, avanzamos, pero unos minutos después vómito todo el asiento provocando un olor implacable que mi hermana tuvo que detenerse para ir a una tienda cercana y comprar toallas para limpiar, después de allí todo iba bien ya que mi mascota no volvió a vomitar .

Mi hermano tenía la perrita de mi hermana de repente está se orinó encima de él. Convirtiendo el viaje muy estresante ya que los perros no se quedaban quietos pero cuando llegábamos a la cabaña encontramos un tranque que nos hizo demorar básicamente 2 horas más.

Por fin cuando llegamos a la cabaña, le cantamos el cumpleaños a mi abuela.

En la tarde al regreso mis hermanos se fueron con mi papá y mamá, mi abuela, mi hermana mayor y los perritos en el carro de mi hermana, los perros iban en le maletero para evitarnos sorpresas, mediante el viaje los perritos se trepaban en el asiento dónde estaba mi abuela, iban con la boca abierta echando baba pero luego se quedaron quietos mientras yo escuchaba música, luego en un paso del camino hubo un choque de dos carros, yo veía lo ocurrido mi hermana pasa por una curva y los perritos en el maletero se fueron de lado hizo que se desesperarán y comenzarán a chillar y dar vueltas, trate de controlarlos pero no hubo cambio después de unas horas llegamos a mi casa me alegre tanto de haber regresado que sin pensarlo me acosté a dormir.

Comentarios