Tema 2, Actividad 1
En Progreso

1er Análisis

Tema Progreso
0% Completado

¿Cómo organizar a los estudiantes?

Instrucciones

En esta oportunidad divide a los participantes en dos grupos de cinco o menos personas, de acuerdo al tamaño de tu círculo de Escritores. Para que trabajen, organiza 2 reuniones de Meet o de la plataforma de tu preferencia, siempre que  tú puedas entrar y salir de ambos equipos. 

“El árbitro que expulsó a Pelé” 

por Alberto Salcedo Ramos

2. Pide que lean los fragmentos y establezcan 2 características del uso del Estilo y su Clasificación y 2 características del uso de figuras literarias en esta crónica. Insiste en que cuentan con 7 minutos para producir las respuestas y 2 minutos para exponer cada equipo.

“El árbitro que expulsó a Pelé”

 por Alberto Salcedo Ramos 

INICIO 6-1

1Explosivo, visceral, “El Chato” Velásquez tenía un sentido singular de la justicia: 
2confiaba más en sus puños que en el silbato. Ni Pelé pudo con él.
3 
4Guillermo Velásquez, más conocido como ‘El Chato’, debe de ser el único árbitro 
5de fútbol del mundo que registra en su hoja de vida por lo menos cinco 
6jugadores noqueados.
7Ni Alberto Castronovo, ni Eduardo Luján Manera, ni los otros futbolistas 
8aporreados por él, se enteraron de que su verdugo, antes de ser árbitro 
9profesional, había sido boxeador.
10 
11Velásquez sonríe mientras se mira los dos puños apretados. Luego los voltea 
12para donde yo estoy, como para notificarme que en esos gruesos nudillos, pese 
13a sus 69 años, todavía quedan restos de la potencia telúrica del pasado.
14 

FINAL 6-1

15Años después, ya retirado del fútbol, Velásquez buscó la manera de encontrarse 
16con Pelé. Entendía, como siempre, que más allá de las leyes escritas 
17necesitaba un acercamiento humano para quedar a paz y salvo con su 
18conciencia. El rey lo atendió en Miami y hasta lo invitó a almorzar.
19 
20Ahora le pregunto a ‘El Chato’ qué habría sucedido si Pelé le hubiera pegado 
21cuando él lo expulsó, y me pide, muy serio, que por favor no le haga una 
22pregunta tan perversa. “Mire que me voy es a enfermar”, añade.
23—Es solo una suposición, no más que una suposición.
24—Bueno, en ese caso, permítame responderle con una pregunta. ¿Usted qué 
25cree que hubiera pasado?