LOS GUNAS: LAS VOCES DE LA MADRE TIERRA

Recuerdo cuando era niño, me gustaba viajar por mi país. Uno de los lugares que visitaba mucho era Guna Yala, o como solemos llamarlo, San Blas. Lo visité por primera vez en 2014 cuando tenía ocho años. Deseaba conocer más sobre los grupos indígenas que vivían en nuestro país, su pasado, sus tradiciones y cómo viven actualmente.  ¿Podremos hacer que sus tradiciones sean conservadas para la eternidad?

 

Un grupo destacado que vivía en nuestras tierras, los Cuevas, vivían en el suroeste de Panamá, abarcando desde río Indio hasta el río Atrato en Colombia. Historia general de Panamá, Castillero Calvo, Alfredo. 2004. Estaban repartidos en varios cacicazgos y también contaban con una lengua unificada, los de la lengua de Cueva. Este fue el grupo que ha sido más afectado por los conflictos con los españoles, causando que esta cultura desapareciera para siempre y que solo conservemos de ella la palabra Panamá, que se cree que es de origen cueva. Compendio de historia de Panamá, Juan Bautista Sosa, 1911. Después de su exterminación, los gunas repoblaron el territorio cueva en los siglos XVII y XVIII. Los de la lengua de Cueva: Los grupos indígenas del istmo oriental en la época de la conquista española. Romoli, Kathleen. 1987.

 

Los gunas son uno de los grupos que más reconocemos en nuestro país. Estos han sido partícipes de su reconocimiento como grupo indígena de Panamá. Durante la Unión a Colombia abogaron por la creación de una comarca y lo consiguieron, sin embargo, al declararse Panamá una República, los gunas perdieron autonomía y se vieron afectados por la occidentalización de su cultura. Esto provocó la revolución de Tule en la que buscaban crear su propia comarca, la primera del país. La jurisdicción indígena en la legislación panameña.  Aresio Valiente López, 2008. En la actualidad, los gunas cuentan con tres comarcas en nuestro país: Guna Yala, Madugandí y Wargandí, aunque también hay pequeñas comunidades en el vecino Colombia.

 

Los gunas, al igual que los demás grupos que habitan nuestro Panamá tienen una misma misión: proteger la madre Tierra. La lucha de los siete hermanos y su hermana Olowaili en defensa de la madre tierra: hacia la pervivencia cultural del pueblo Kuna Tule. Green Stocel, Abadio. 2007. Sin nuestro planeta, perderíamos toda parte esencial de la vida. Los gunas, al vivir en numerosas islas y en bosques abundantes, terminarían sin la riqueza natural de las tierras que luchan por conservar. Varias personas de este grupo han alzado su voz en contra de actividades humanas como la deforestación, el calentamiento global y la pérdida de la fauna nativa.  Podemos llamarlos como “las Voces de la Madre Tierra”, protectores de la tierra que los vio nacer y toda la flora y fauna que abarca. Por varios años los indígenas han luchado por la defensa de sus tierras y de los recursos que tienen, de forma notable en la revolución de Tule, que sin esta podríamos haber perdido a nuestro único hogar, la Tierra.

Comentarios